Mariachis en la noche

Son las 12 de la noche del 25 de mayo en Ciudad de México. No sé si aquí será fiesta, porque hace diez minutos ha empezado a sonar una charanga en la calle, con trompetas y otros mil instrumentos que no distingo desde aquí. Deben estar por Avenida Reforma, donde están las altas torres de los bancos, donde yo trabajo, a unos 15 minutos andando.

No es frecuente esto de una charanga en la noche, es la primera vez que lo oigo en las dos semanas que llevo aquí. Generalmente a estas horas ya sólo escuchas ambulancias, el run-run continuo del tráfico y algunos helicópteros. Bueno, anoche sonó un timbre  que me despertó, por un momento pensé que era la alerta sísmica, de la que todo el mundo me ha hablado y que te avisa de que debes bajar a la calle, sin detenerte y sin entrar en pánico, para buscar un punto de reunión, que se supone que es un lugar seguro. Yo no bajé, tenía sueño y pensé por un momento que una alerta sísmica debía ser más insistente si quería que la tomaran en serio. Acerté, por lo visto.Punto Reunión

Como va a ser imposible dormir con todo este ruido voy a quedarme un rato escuchando a los mariachis (o los que sean que están montando la escandalera en la calle) y escribiendo este post, aún a riesgo de mañana caerme de sueño en el trabajo.

En realidad estoy medio cansada medio excitada, el trabajo exige de mí toda la concentración y toda la adrenalina, para entender qué pasa en un contexto con mil variables que no controlo. Estoy “on fire” casi todo el día. Luego salgo y tengo una ciudad inmensa ante mi, con mil estímulos. Con la lluvia torrencial de todas las tardes, que dura media hora, pero que es mejor evitar si no quieres acabar como una sopa.

Hoy necesitaba volver rápido del trabajo porque había quedado para una videoconferencia y del otro lado, en España, me esperaban a las dos de la mañana para poder charlar un rato. Así que invoqué a San Uber que se hizo esperar un buen rato y volví buscando una conexión que me funcionara, algo difícil de conseguir mientras se desata una tormenta del copón. Las conexiones aquí no son como en España, por mucho que nos quejemos. Podemos decir que Telcel hizo buena a Telefónica, lo cual no tiene mucho mérito.

Al menos hoy me dio tiempo de dedicar un ratito a mis cosas, porque no me fui a cenar por ahí, algo que disfruto mucho, sola o acompañada. Esta ciudad es un monstruo, pero cuando la vas conociendo aprendes que no pasa nada por andar sola por las calles durante la noche, por determinadas calles, entre las cuales está la calle en la que vivo.

A eso de las 11 empecé a escribir, pero me crucé en Skype con mi amigo Marc, que se ha ido a Australia como agile coach y aprovechamos para charlar y ponernos al día. Así que esta tarde fue intensa y emocional de tanto charlar con gente a la que quieres y que tienes lejos. Tanto es así que se me olvidó pagar la multa que me llegó hoy a casa de Madrid. Al final es difícil tener la cabeza en tantos sitios diferentes. El corazón puede que sea ubicuo, la mente no tanto.

Vaya, os iba a contar mil cosas más, pero los mariachis ya se han callado y voy a aprovechar para echar un sueñecito. Tengo tanto que contaros que sólo pensarlo me abruma y me pone muy difícil sentarme a escribir, porque no tengo ni idea de por dónde empezar, así que he decidido hacerlo de a poquitos, sin mucha ambición. A través de las cosas pequeñas espero que vayáis viendo mi mundo, lo grande es demasiado grande, sobre todo en esta ciudad, en este país, en este continente.

Buenas noches y mil besos con chile.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Pilar Navarro
    May 30, 2016 @ 21:00:08

    Hola florecilla,, es un gusto el seguir tus comentarios y aventuras en ese lejano lugar,

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: